:

Los grupos provenientes mayoritariamente de Buenos Aires visitaron numerosos parajes y localidades del Chaco, en particular en la amplia zona de El Impenetrable. Monseñor Barbaro presidió una Misa en Catedral San Roque donde participaron misiones de la Arquidiócesis de Buenos Aires.

Todos los jóvenes se fueron muy felices por las experiencias vividas en todos los parajes. Varias veces han agradecido la acogida y la respuesta de las familias. El obispo les agradeció su cercanía a la gente, su esfuerzo por formar a la gente y de poder celebrar la Eucaristía gracias a los sacerdotes que acompañan.

Animó a todos a poner su mirada en Cristo y como el Señor está presente en la vida concreta de la gente, además les recordó que siguen siendo siempre misioneros,  entre sus familias y sus actividades, sobre todo en el estudio, y que allí deben seguir sembrando los valores cristianos.

jovenes.misioneros