:

 

Las religiosas que hace décadas llevan adelante una intensa pastoral misionera y de promoción humana también recibieron la visita de Monseñor Barbaro. El obispo escuchó a las Hermanas que, entre otros temas, trataron la posibilidad de la pronta beatificación de su fundadora y que sería motivo de mucho gozo ya que el milagro por la intercesión de la Sierva de Dios Carmela Prestigiácomo tuvo lugar en esa ciudad.

El Intendente Municipal, Señor Victor Gasko, otras autoridades civiles, fuerzas de seguridad y un gran número de fieles se reunieron en horas de la tarde en el Templo para esperar al obispo y participar de la Santa Misa que daba inicia a la novena patronal.

Durante la homilía, el obispo se refirió a la sanación milagrosa de los diez leprosos que se encontraron con Jesús y solo uno volvió a agradecer. Al referirse a los 208 años de la Revolución de Mayo, destacó la importancia de agradecer a Dios tantos dones recibidos. Como el leproso curado el Señor quiere ayudar a reconocer todas las gracias recibidas y como durante la novena y la próxima fiesta patronal espera derramar abundantes bendiciones en cada familia y en toda la comunidad.

Refiriéndose a los fieles que recibieron el sacramento de la Confirmación, aseguró que el Espíritu Santo viene en su ayuda, quiere contar con ellos para hacer mucho bien y que no olviden que Dios cuenta con cada uno para construir un mundo mejor. Luego de la Misa, el obispo saludó y bendijo a los fieles en el atrio de la Capilla.

Antes de partir, los jóvenes que se confirmaron, invitaron a Monseñor Barbaro a compartir un momento de diálogo en uno de los salones adyacentes. El obispo trató diferentes temas relacionados a la vida de fe en el contexto actual y respondió las preguntas.


colabora hoy