:

 

 escudo

Muy queridos fieles. Estamos viviendo La Semana Santa de un modo que no podíamos imaginar: en aislamiento social. No podrán asistir físicamente a las celebraciones religiosas de estos días, ni compartir la alegría de la Pascua con muchos seres queridos.

Parece difícil esa alegría Pascual en estos momentos. A todos cuesta estar aislado, lejos de los padres o de los hijos. Se mete la intranquilidad por no poder trabajar, por falta de dinero; o por la incertidumbre futura: qué sucederá con lo económico, con la educación, en lo social. Estamos luchando solidariamente para contener la pandemia, y solidariamente intentaremos resolver los problemas, confiando mucho en Dios.

 

 

escudo

Muy queridos Representantes Legales, Directivos, docentes y personal:

Ante la proximidad de la Pascua, les escribo estas líneas en primer lugar para agradecerles la responsabilidad con que siempre reaccionaron ante las dificultades y  con la mirada puesta en el bien de los alumnos. No han sido fáciles los últimos años, y no es fácil el momento actual. La actitud generosa de todos ustedes refleja conciencia de la importancia social que tiene la tarea educativa. No la asumen como un trabajo más, ven personas detrás del esfuerzo diario: los alumnos, y saben muy bien que lo que ellos reciben influye en el futuro de cada uno y se proyecta a la familia que armen y a la sociedad. Es Nuestro Padre Dios que les agradece con abundantes bendiciones a Uds. y a sus familias.


colabora hoy