:

escudo

Muy queridas religiosas:

Ninguno de nosotros imaginaba qué viviríamos la Semana Santa y la Solemnidad de Pascua en estas circunstancias de aislamiento social.

Me han comentado de Hermanas de la propia Congregación fallecidas en Comunidades europeas. No deja de ser un sufrimiento para la Comunidad; rezamos por el eterno descanso de cada una y por todas las que sufren fuertemente por esta situación. Nos unimos a la oración del Papa Francisco rogando por todos los fallecidos, por los enfermos, por los que sufren, por los agentes sanitarios y por tantas personas involucradas en atender el desborde de esta pandemia en tantos sitios.


colabora hoy